top of page

12 buenas prácticas para modelado BIM

En el mundo dinámico de la construcción, la tecnología BIM (Building Information Modeling) ha revolucionado la forma en que se diseñan, construyen y gestionan los proyectos. BIM va más allá de los planos tradicionales, creando un modelo digital detallado y preciso que representa la información física y funcional de un edificio. Para aprovechar al máximo el potencial de BIM, es fundamental adoptar buenas prácticas de modelado que garanticen la calidad, la eficiencia y la colaboración a lo largo del ciclo de vida del proyecto.

Este documento sirve como una guía introductoria a las buenas prácticas de modelado BIM, destacando los principios y metodologías clave que permiten a los profesionales de la construcción optimizar sus flujos de trabajo y entregar proyectos exitosos.


¿Qué son las buenas prácticas de modelado BIM?

Las buenas prácticas de modelado BIM son un conjunto de pautas y recomendaciones establecidas para la creación y gestión de modelos BIM. Estas prácticas abarcan diversos aspectos, desde la definición de estándares de modelado hasta la implementación de estrategias de colaboración y control de calidad. Al adoptar estas prácticas, los equipos de proyecto pueden asegurar que sus modelos BIM sean precisos, confiables y útiles para la toma de decisiones informadas. Para ello hemos creado una lista de 12 buenas prácticas indispensables para trabaja modelando en BIM.



1. Establecer referencias claras:

Punto de Origen:

  • Definición: Todos los modelos deben estar georreferenciados en un punto común, denominado "punto de origen".

  • Importancia: El punto de origen sirve como referencia principal para las coordenadas de todos los elementos del modelo, asegurando una ubicación precisa y consistente en el espacio real.

  • Establecimiento: El punto de origen debe definirse al inicio del proyecto y mantenerse constante en todos los modelos relacionados.





2. Sistema de Unidades:

  • Estandarización: Se utilizará el sistema métrico decimal como unidad de medida estándar para todos los elementos del modelo.

  • Coherencia: Es fundamental mantener la coherencia en las unidades utilizadas a lo largo del modelo, evitando conversiones innecesarias y posibles errores.

  • Comunicación: Se debe comunicar claramente el sistema de unidades utilizado a todos los miembros del equipo para evitar confusiones.


3. Modelar con precisión y detalle:

Precisión Dimensional:

  • Tolerancia: La diferencia entre las dimensiones del modelo y las dimensiones reales no debe superar los 5 mm.

  • Excepciones: Se pueden establecer tolerancias específicas para elementos o sistemas individuales según sea necesario, considerando factores como la complejidad del elemento o la precisión requerida para su fabricación.

  • Verificación: Es importante verificar regularmente la precisión dimensional del modelo utilizando herramientas de medición y comparación con los planos y especificaciones del proyecto.


4. Representación Real:

  • Escala: Todos los modelos BIM y 3D deben modelarse a escala real (1:1) y con las unidades correctas.

  • Detalles: El modelo debe incluir todos los detalles relevantes del proyecto, como dimensiones, materiales, acabados y elementos arquitectónicos y estructurales.

  • Propósito: La representación real del modelo facilita la visualización, la coordinación y la comunicación entre las diferentes disciplinas involucradas en el proyecto.


5. Organizar y estructurar el modelo:

Límite de Cobertura:

  • Horizontal: El modelo BIM del proyecto (vista de planta) se extenderá hasta los límites de la línea de propiedad, incluyendo una porción de terreno y elementos adyacentes para contextualizar el proyecto.

  • Vertical: El modelo se extenderá desde la parte más baja de las fundaciones subterráneas hasta el punto más alto del techo o elemento constructivo.

  • Beneficios: Definir claramente los límites del modelo facilita la comprensión del alcance del proyecto y evita la inclusión de elementos innecesarios.


6. Modelado por Disciplina:

  • Segregación: Se recomienda crear como mínimo un archivo por disciplina, o incluso dividir la disciplina en archivos por nivel, para facilitar la gestión y organización del modelo.

  • Federación: Los archivos de cada disciplina se federarán en archivos integrales para obtener una vista completa del proyecto.

  • Especialización: Cada disciplina debe modelar sus componentes específicos de acuerdo con sus estándares y convenciones.

  • Coordinación: Es fundamental coordinar los modelos de las diferentes disciplinas para evitar interferencias y garantizar la integridad del proyecto.


7. Considerar la interoperabilidad y el intercambio de información:

Intercambio de elementos 2D/3D:

  • Eliminación: Se deben eliminar elementos 2D/3D extraños de los archivos del modelo 3D antes de la detección de colisiones para evitar errores y optimizar el rendimiento.

  • Formatos: Se recomienda utilizar formatos de archivo estándar como IFC (Industry Foundation Classes) para el intercambio de información BIM entre diferentes software y equipos.

  • Comunicación: Es importante establecer protocolos claros para el intercambio de archivos BIM, incluyendo la nomenclatura, la frecuencia de actualización y los procesos de revisión.


8. Modelar elementos específicos con atención:

Aberturas y Espacios Libres:

  • Información: Los techos arquitectónicos (Cielos Rasos) deben incluir información sobre aberturas de luces, registros, etc., incluyendo su ubicación, dimensiones y tipología.

  • Modelado: Las aberturas y espacios libres deben modelarse con precisión, considerando su impacto en la distribución de la iluminación, la ventilación y la accesibilidad.

  • Coordinación: Es importante coordinar el modelado de las aberturas y espacios libres con las demás disciplinas involucradas, como instalaciones y arquitectura.


9. Modelar aberturas y espacios libres con precisión:

Aberturas en Techos:

  • Información detallada: Los techos arquitectónicos (Cielos Rasos) deben incluir información completa sobre las aberturas, incluyendo:

  • Tipología: Especificar el tipo de abertura (luz, registro, ventilación, etc.).

  • Dimensiones: Indicar las dimensiones exactas de la abertura (altura, ancho, profundidad).

  • Ubicación: Establecer la ubicación precisa de la abertura en el techo (coordenadas, referencias).

  • Modelado: Representar la abertura de manera precisa en el modelo 3D, incluyendo su impacto en el techo y la estructura.

  • Coordinación: Es fundamental coordinar el modelado de las aberturas en techos con las demás disciplinas involucradas, como instalaciones y arquitectura, para garantizar la compatibilidad y evitar interferencias.

10. Espacios Libres:

  • Definición: Identificar y modelar los espacios libres necesarios para el acceso a instalaciones, mantenimiento y operación del edificio.

  • Información: Incluir información relevante sobre los espacios libres, como dimensiones, altura mínima, tipo de acceso y propósito.

  • Modelado: Representar los espacios libres de manera precisa en el modelo 3D, considerando su ubicación, dimensiones y relación con los elementos circundantes.

  • Coordinación: Coordinar el modelado de los espacios libres con las demás disciplinas involucradas para asegurar la accesibilidad y el cumplimiento de las normativas.


11. Priorizar la corrección de avisos para un modelo confiable:

Detección de Avisos:

  • Revisión regular: Implementar un proceso de revisión regular para identificar y corregir avisos en el modelo BIM.

  • Priorización: Priorizar la corrección de avisos relacionados con elementos críticos del proyecto, como habitaciones, estructuras o instalaciones.

  • Análisis: Analizar la causa de los avisos para identificar errores de modelado o inconsistencias en la información.

Corrección Oportuna:

  • Solución inmediata: Corregir los avisos de manera inmediata para evitar que escalen a problemas mayores en etapas posteriores del proyecto.

  • Comunicación: Informar a los miembros del equipo sobre los avisos detectados y las acciones de corrección realizadas.

  • Documentación: Documentar las correcciones realizadas para mantener un registro del proceso y facilitar futuras revisiones.

Beneficios de la Corrección de Avisos:

  • Mejora de la precisión: Un modelo libre de avisos garantiza una mayor precisión y confiabilidad de la información.

  • Reducción de errores: La corrección oportuna de avisos minimiza el riesgo de errores en la construcción y evita costos adicionales.

  • Mejora del flujo de trabajo: Un modelo limpio y libre de avisos facilita la colaboración entre las diferentes disciplinas y optimiza el flujo de trabajo.


12. Consideraciones adicionales para un modelado BIM eficiente:

  • Utilizar familias paramétricas: Las familias paramétricas permiten crear componentes reutilizables y adaptables, reduciendo el tiempo de modelado y mejorando la consistencia del modelo.

  • Organizar el modelo por capas y niveles: La organización del modelo por capas y niveles facilita la navegación, la gestión y la edición del mismo.

  • Implementar estándares y protocolos: Definir estándares claros para la nomenclatura de archivos, las convenciones de modelado y los procesos de revisión y aprobación.

  • Aprovechar las herramientas de colaboración: Utilizar las herramientas de colaboración que ofrece el software BIM para facilitar la comunicación y el trabajo en equipo.

  • Realizar pruebas de detección de colisiones: Ejecutar pruebas de detección de colisiones regularmente para identificar y corregir interferencias entre elementos del modelo.

  • Mantener copias de seguridad del modelo: Realizar copias de seguridad del modelo de manera regular para evitar su pérdida accidental.

40 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page