top of page

8 buenas prácticas BIM para la gestión de modelos

Una buena gestión de modelos BIM (Building Information Modeling) garantiza la eficiencia, la colaboración y el éxito general de un proyecto de construcción. Para lograrlo, es fundamental implementar estrategias y prácticas que aborden los aspectos técnicos, organizativos y de colaboración del proceso BIM.


1. Enfoque en el Alcance:

  • Modelar solo lo que es esencial: Identificar y modelar solo los elementos que son absolutamente necesarios para el proyecto, evitando sobrecargar el modelo con información irrelevante.

  • Priorizar la información: Evaluar la importancia de cada elemento y priorizar el modelado de aquellos que tienen un mayor impacto en el proyecto.

  • Utilizar niveles de detalle (LOD) apropiados: Aplicar LOD específicos para cada fase del proyecto, ajustando el nivel de detalle de los elementos según su relevancia en esa etapa.

  • Evitar la redundancia: Eliminar elementos duplicados o innecesarios que no aportan valor al modelo.






2. Segmentación Inteligente:


  • Dividir en segmentos manejables: Segmentar el modelo en archivos de tamaño no superior a 200MB para optimizar el rendimiento y la facilidad de manejo.

  • Considerar la complejidad: Segmentar en función de la complejidad de las áreas del modelo, asignando más segmentos a zonas con mayor detalle.

  • Establecer una estructura de carpetas lógica: Implementar una estructura de carpetas clara y organizada para facilitar la navegación y la búsqueda de información dentro del modelo segmentado.

  • Utilizar herramientas de segmentación: Emplear herramientas de software BIM que faciliten la segmentación automática o manual del modelo.


3. Modelado por Disciplina:


  • Crear modelos geométricos independientes: Desarrollar un modelo geométrico por cada disciplina (arquitectura, estructura, MEP), evitando la mezcla de información en un solo modelo.

  • Mantener la claridad y la especialización: Facilitar la colaboración entre disciplinas especializadas al mantener modelos independientes y enfocados en su área de expertise.

  • Facilitar la gestión de cambios: Simplificar la gestión de cambios y actualizaciones al trabajar con modelos individuales por disciplina.

  • Optimizar el rendimiento: Mejorar el rendimiento del software BIM al trabajar con modelos de menor tamaño y complejidad.

4. Modelo de Documentación Dedicado:


  • Crear un modelo exclusivo para anotaciones: Establecer un modelo independiente para la información no geométrica, como anotaciones, dimensiones, textos, tablas y leyendas.

  • Mantener la organización y la claridad: Separar la información geométrica de la información documental para mejorar la legibilidad y la facilidad de uso del modelo.

  • Facilitar la gestión de la información: Simplificar la gestión de la información no geométrica al concentrarla en un solo modelo.

  • Evitar la sobrecarga del modelo geométrico: Proteger el modelo geométrico de la sobrecarga de información no esencial, mejorando su rendimiento y estabilidad.


5. Atención Inmediata a Prioridades:


  • Establecer un sistema de priorización: Implementar un sistema claro para clasificar y priorizar las notificaciones de problemas o errores en el modelo.

  • Responder a las notificaciones de alta prioridad: Atender de manera inmediata las notificaciones de alta prioridad para resolver problemas críticos que puedan afectar el desarrollo del proyecto.

  • Comunicación efectiva: Mantener una comunicación abierta y fluida entre los miembros del equipo para informar sobre las prioridades y el estado de las acciones correctivas.

  • Monitoreo constante: Monitorizar continuamente las notificaciones y el estado del modelo para identificar y resolver problemas de manera proactiva.


6. Edición Controlada:


  • Establecer un flujo de trabajo controlado: Definir un flujo de trabajo claro y controlado para la edición del modelo central, asegurando la coherencia y evitando conflictos entre usuarios.

  • Utilizar Revit como herramienta principal: Editar el modelo central únicamente a través de Revit, garantizando la compatibilidad y la integridad de la información.

  • Implementar un sistema de revisión y aprobación: Establecer un proceso formal de revisión y aprobación para las modificaciones realizadas al modelo central.

  • Comunicar los cambios: Informar a todos los miembros del equipo sobre los cambios realizados en el modelo central para mantener la sincronización y evitar confusiones.


7. Optimización del Alcance:


  • Definir claramente el alcance del proyecto: Establecer un alcance claro y definido para el modelo BIM, evitando la inclusión de elementos o información que no sean esenciales.

  • Revisar y evaluar el alcance: Revisar y evaluar periódicamente el alcance del modelo para asegurar que se mantiene alineado con los objetivos del proyecto.

  • Eliminar elementos innecesarios: Identificar y eliminar elementos del modelo que no aportan valor al proyecto o que ya no son necesarios.

  • Optimizar el rendimiento: Mejorar el rendimiento del software BIM al trabajar con un modelo de menor tamaño y complejidad.


8. Organización Meticulosa:

  • Implementar una estructura de archivos lógica: Establecer una estructura de archivos clara y organizada para almacenar los modelos BIM

19 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page